Homenaje a Juan Heredia, el cura obrero de Gilena

Juan Heredia Ruiz llega a Gilena como párroco en enero de 1970. A los pocos días de su llegada ordenó retirar de la iglesia las bancadas que estaban en primera fila, acolchadas con terciopelo y bordadas con hilo de oro con las iniciales de las familias pudientes a quienes pertenecían. Juan Heredia completa el grupo de curas que eligieron destino a una de las comarcas más empobrecidas de Andalucía, junto con el resto de sus compañeros de los pueblos vecinos como Diamantino García en Los Corrales, Enrique Priego en Pedrera, Esteban Tabares en Aguadulce y Miguel Pérez en Martín de la Jara, juntos iniciarían un movimiento que convulsó a todos los estamentos de la sociedad de la época, claramente influenciados por la Teología de la Liberación rompen con la jerárquica Iglesia que sostenía al régimen franquista. Juan Heredía tomó una clara posición, estar al lado de la clase trabajadora y humilde de Gilena. Se acercó y se rodeó de las clases populares, no sólo eliminando todo privilegio que mantenían las familias poderosas dentro del templo y de los rituales eclesíasticos como en las comuniones o bautizos; sino también en su labor fuera de la parroquía, así era normal verlo ayudando en la reconstrucción de tejados y casas de aquellas familias con menos recursos, trabajó en la recolección de la aceituna dando su jornal a aquellas familias que más lo necesitaban y por supuesto hizo hincapié en su lucha contra la alfabetización e impulsando la formación de la juventud, ofreciendóse para enseñar gramática y matemáticas a los hijos e hijas de el que enseguida sintió como su pueblo. Desgraciadamente su paso por Gilena fue demasiado breve, murió en un trágico accidente en 1975 mientras volvía de celebrar su cumpleaños junto con un grupo de jóvenes. Aún así su huella sería imborrable y marcaría profundamente la trayectoria social y política de Gilena. 38 años después de su muerte, el comité local del SAT de Gilena, nuestra compañera Eva Chía Luna, el Ayuntamiento de Gilena y la editorial Atrapasueños le rendimos este sentido homenaje para que su figura y su labor nunca caiga en el olvido.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en atrapasueños, cultura, juan heredia, memoria y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s