Como ya sabrá, vivimos en una época donde el trabajo además de malo y duro es escaso, y la miseria política abundante. Ésto se empieza a notar de sobremanera en nuestro pueblo, Gilena. Vivimos en un pueblo, que come y bebe del campo, ya que es la base de nuestra economía y también de nuestra identidad, y aunque nos suene a los años 70, es la pura realidad de nuestro entorno, ya que seguimos estancados en la realidad de aquellos, años, pero con una desventaja, la DESUNIÓN DE LOS TRABAJADORES.

Ni que decirse tiene, que en los tajos o en cualquier puesto de trabajo las cosas están cada vez más duras, y por supuesto no se respetan los convenios de trabajo, la seguridad laboral, la inclusión de la mujer al trabajo, etc., es decir, no se están cumpliendo los derechos que con tanto esfuerzo habíamos conseguido a lo largo de tantos años; y por ello no se respeta la dignidad de los trabajadores ni de las trabajadoras.

En el campo, donde la situación es más grave, para colmo, está cada vez más mecanizado, restando puestos de trabajo, bajando sueldos y enriqueciendo cada vez más a los patrones.
Hemos retrocedido medio siglo, ya que, como en épocas franquistas, el peloteo abunda y los regalos para patrones y manigeros son el pan nuestro de cada día. En vez de protestar para que haya trabajo para todos y todas, nos dejamos pisotear diariamente, para 15 ó 20 días de trabajo, una miseria.

Estamos viviendo una crisis que pasará a la historia como una de las más duras de todos los tiempos, pero como siempre, si no hacemos algo, la seguiremos pagando los mismos, los de abajo.

Vivimos dormidos en una nube de egoísmo y avaricia, sin darnos cuenta perdemos nuestros valores y nos olvidamos de nuestra historia y de la defensa de los pocos derechos que habíamos conseguido a lo largo de tantos años de lucha y esfuerzo, y que tan fácilmente estamos dejando que nos quiten.

SI QUERÉIS ENCONTRAR CULPABLES PARA ESTA SITUACIÓN, SÓLO TENÉIS QUE MIRAROS AL ESPEJO.

Por ello, pensamos que el comité local del SAT, de Gilena, debe resurgir y despertar de una vez, para poder defendernos y hacer frente a los ataques directos a nuestra clase y nuestro pueblo. Tenemos que recoger esta bandera de lucha, basarnos en la experiencia y seguir con el aprendizaje y la concienciación para en el futuro poder hacer un programa serio, con fuertes cimientos y seguir una estrategia hacia las metas que nos marquemos. Tenemos la experiencia, e intentaremos no caer en los errores del pasado. No podemos caer en el individualismo y la avaricia, que producen desunión y falta de participación.

¡VIVA LA LUCHA DE LOS TRABAJADORES!

¡VIVA LA CLASE OBRERA!

¡VIVA ANDALUCÍA LIBRE Y SOCIALISTA!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a

  1. reme dijo:

    hojala estepa tuvieramos la valentia y el miedo quitado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s